Igual es diferente

abril 25, 2009

El fracaso escolar es cosa de hombres

Filed under: Educación — noemipastor @ 7:22 am

Cuando un problema afecta a las mujeres, es un problema de mujeres; cuando afecta a los hombres, es universal. El fracaso escolar tan traído y llevado es cosa de hombres, más bien de chicos que de chicas, y hasta hace poco nadie aplicaba la perspectiva de género ni daba la justa medida del problema. Algo de luz arroja el artículo El fracaso escolar: ¿cuestión de sexo?, publicado en El País el domingo 12 de abril.

Las cifras cantan: sin la contribución de los varones, las chicas españolas no estarían por debajo de la media educativa de los países de la OCDE, establecida en el Informe Pisa. Y un reflejo de esto es que las licenciaturas universitarias obtenidas por mujeres son el 61% del total.

Rosa Perís, directora del Instituto de la Mujer, apunta como causas que las chicas “son más conscientes de la importancia de la educación”, pues “en los niveles de formación bajos la tasa de paro femenino es muy superior”. Estoy de acuerdo: un muchacho sin formación puede (o hasta ahora podía) ganarse bastante bien la vida en sectores como la construcción. Las mujeres con sueldos potentes, en cambio, son potentes también en formación académica. Sin ésta, sólo les quedan salarios de pobreza.

Y en cuanto a la violencia y los conflictos en las aulas, el artículo también dice que “más del 80% de los alumnos conflictivos suelen ser chicos”.  Aquí también podría hablarse de un cierto tipo de violencia de género.

El profesorado de Primaria, abrumadora y mayoritariamente femenino, se queja de la conducta desordenada de los chicos. Se sienten incapaces de imponerles disciplina. Habría que equilibrar la presencia de ambos sexos en estos ámbitos.

Y, claro, en semejante contexto, se alzan voces en favor de la educación diferenciada versus coeducación.

Merece la pena leerse el artículo entero. Espero vuestros comentarios y opiniones.

Anuncios

10 comentarios »

  1. Cuanta razón tienes con “Cuando un problema afecta a las mujeres, es un problema de mujeres; cuando afecta a los hombres, es universal.” y ¿al revés igual? Creo que no.
    Con datos como los que presenta el artículo cabe preguntarse ¿cuál es el papel de madres, padres… en la educación de los chicos y de las chicas? ¿Se exige lo mismo “a la niña” que “al niño” en el hogar?

    Gracias Noemí por presentarnos este artículo.

    Comentario por guruastur — abril 25, 2009 @ 9:50 pm

  2. Hola, Guruastur. Este artículo se refería a la educación formal en las aulas. ¿Que si se educa igual a niñas y a niños en los hogares? Por supuesto que no. Por supuesto que a las niñas se les exige ser más ordenadas, más limpias, más hacendosas, colaboradoras… Sobre esto pueden escribirse enciclopedias enteras. A ver si alguien se anima a publicar algo.
    Gracias por tu opinión. Un beso.

    Comentario por Noe — abril 26, 2009 @ 7:07 am

  3. Los que tenemos cierta relación con las oposiciones a empleo público intuíamos algo de esto, por los resultados: ellas se llevan las plazas de calle.
    Como se dice en el artículo, “ellas son muy prácticas y buscan salidas profesionales más compatibles con el proyecto de fundar una familia”, por lo que, en mi opinión, de aquí a unos cuantos años la función pública será abrumadoramente femenina.

    Por regla general, hasta en las relaciones personales las mujeres han de rebajar su nivel para estar a la altura de sus parejas.

    Comentario por Fernando — abril 28, 2009 @ 10:56 am

  4. Hola, Fer. Tampoco creo yo que sea buena la presencia abrumadora de mujeres en ningún sector. La diversidad de género es un valor en sí misma, yo al menos así lo creo, y por eso opino que habría que tomar medidas para “esponjar” esos sectores feminizados. Pero, claro, primero habría que empezar por los sectores abrumadoramente masculinos, que son muchísimos más y mejor pagados. Besos.

    Comentario por noemipastor — abril 28, 2009 @ 11:47 am

  5. No hay más que ir a muchas facultades, la presencia de la mujer es mayoritaria en muchas, y en otras en las que antes eran erroneamente consideradas “carreras de chicos” cada vez hay más mujeres. El futuro es femenino.

    Comentario por braichy — abril 28, 2009 @ 12:33 pm

  6. Hola, Braichy. El problema es que el aumento del número de licenciadas no se está correspondiendo con un aumento paralelo del número de mujeres en puestos directivos, sobre todo en el sector privado. Eso trae consigo el total desperdicio del talento de muchas mujeres. Y así sucederá mientras no rompamos o, por lo menos, elevemos, el llamado techo de cristal.
    Gracias por participar. Besos.

    Comentario por Noe — abril 28, 2009 @ 5:35 pm

  7. No digo que sea bueno o malo, sino que es una realidad que va a estar ahí. La función pública permite mucho mejor que la actividad privada el conciliar la vida familiar y laboral; eso lo ven cantidad de mujeres y por eso están entrando en tromba en las oposiciones.
    En cualquier caso, será interesante ver, por ejemplo, cómo funcionan las cosas con una presencia abrumadora de mujeres en campos como la administración de justicia, por ejemplo, una institución vital para la sociedad y que hasta no hace mucho era un coto masculino.

    Comentario por Fernando — abril 29, 2009 @ 6:10 am

  8. Hola, Fer. Encantada de charlar contigo. También es importante ver en qué puestos han entrado en tromba las mujeres, porque, si no están donde se toman las decisiones, donde se corta el bacalao, no habremos cambiado mucho. Besos.

    Comentario por Noe — abril 30, 2009 @ 4:22 am

  9. Hola Noemí, pues en este caso me parece, porque lo he sufrido con mi hijo, que la enseñanza está pensada para personas que puedan estarse muy quietas, que tengan un dominio de la lectoescritura alto y una capacidad para aburiirse y aguantar también muy alta. Como a las mujeres se nos sigue educando para aguantar más podemos superar con éxito este modelo de enseñanza. Pero para aquellas personas que tengan una una inteligencia más visual o táctil o…
    Es decir que se sigue sin tener en cuenta que tipo de inteligencias tenemos en particular y muchas veces las hormonas, la historia y el contexto castigan a los varones más jóvenes con los actuales modelos educativos

    Comentario por idoia — mayo 6, 2009 @ 9:11 am

  10. De acuerdo, Idoia. No es un tipo de educación que integre la diferencia. Ni de mujeres ni de hombres. Y si las mujeres nos hemos adaptado mejor a ese modelo es por lo que tú apuntas, porque vemos que es un camino que otras han recorrido antes y nos lo han allanado, porque nos sentimos en él bien acogidas y porque es la única vía de acceder a un sueldo digno. Besos.

    Comentario por Noe — mayo 6, 2009 @ 9:28 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: