Igual es diferente

abril 8, 2009

Isabel Elexpe, abogado

Filed under: lengua — noemipastor @ 5:18 pm

Todos los días, cuando salgo de casa, me encuentro una placa junto a un portal que dice eso. El viernes pasado, en el periódico leí una noticia breve que hablaba de una señora que era “médico”. Y el mismo sábado vi en la tele un trocito de esa tontorrona versión de “Sabrina” que hizo Sydney Pollack en 1995, en la que David Larrabee se prometía con una “médico” pediatra.

Ya entonces tenía yo entre manos un libro delicioso: “Experiencias de un traductor”, de Valentín García Yebra. García Yebra es un prestigioso traductor y traductólogo y es, además, miembro de la Real Academia de la Lengua Española.

En ese mismo libro nos recuerda García Yebra que “abogada” y “médica” están en el Diccionario de la Academia (el DRAE) desde 1970. O sea, casi cuarenta años con bendiciones y todavía no han entrado en el habla con normalidad. Para que digan, como se oye a menudo, que la Academia está llena de carcas. Pues mira tú por dónde en esto se ha adelantado a los hablantes.

Además, nos sigue recordando García Yebra que mucho antes de 1970 ya estaban “médica” y “abogada” en la lengua española, referidas en ambos casos a la Virgen María: “abogada” en la Salve (“Señora abogada nuestra”) y “médica” en un clásico, el Padre Nieremberg, que llamaba a la Virgen “médica celestial”.

Dice el maestro de traductores que “suelen ser las mujeres más proclives a masculinizar los títulos que les corresponden” y no diré yo lo contrario, pues he conocido a arquitectas que decían “Arquitecta suena fatal. Yo soy arquitecto”, a pesar de que “arquitecta” e “ingeniera” también están en el DRAE desde 1984.

Según García Yebra, el uso de profesiones en masculino referidas a mujeres es un galicismo que, por supuesto, debe evitarse. En francés hay muchísimos sustantivos que significan oficio o profesión y no distinguen entre masculino y femenino (sécrétaire, journaliste) y otros que sólo tienen forma masculina y se usan tanto para hombres como para mujeres (professeur, écrivain).

Yo soy más pesimista y peor pensada y opino que el galicismo no tiene nada que ver con esto; que esas mujeres dicen que son “abogado” o “médico” porque creen que ser abogado o médico es mejor, tiene más prestigio, que ser médica o abogada.

Artículo anteriormente publicado en Boquitas Pintadas.
Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.