Igual es diferente

junio 8, 2009

No hay igualdad de mujeres y hombres en la composición del Parlamento europeo

Filed under: Uncategorized — idoiallano @ 8:27 pm
Tags: , ,
{{en}} Belgium, Bruxelles - Brussel, European ...
Image via Wikipedia

La recientes aprobadas leyes de igualdad de mujeres-hombres, o de igualdad de género, en los diferentes países de la Unión europea prevén en algunos casos, para garantizar la igualdad en la representación política y toma de decisiones, la cuota electoral de género, o lo que es lo mismo, garantizar que en las listas de candidaturas de los partidos políticos a las elecciones, exista una representación paritaria y equitativa.

En el caso vasco, la ley de elecciones al Parlamento prevé que en cada grupo de seis candidatos/as de una lista haya al menos tres mujeres.

En el estado español, la LOREG prevé que las listas tengan una composición equilibrada, y en cada  5 puestos de la lista tiene que haber al menos un 40% de hombres o de mujeres. No explicita el orden. Es la Loreg la que regula la composición de las listas y el  procedimiento electoral al Parlamento europeo

En otros países el sistema de listas se completa desde el principio con una alternancia hombre-mujer , listas cremallera. De este modo se asegura que los  partidos minoritarios garanticen la igualdad en sus candidaturas y por lo tanto en la futura representación política.

¿Qué ha pasado  en los resultados electorales de los comicios del 7 de Junio al Parlamento Europeo que como tuiteaba ayer Roberto Cacho “@mploco el 26% van a ser diputadas. El resto, diputados http://bit.ly/pixwP”?

Pues bien, que en cuatro países de la UE sí hay legisladas sistemas de cuotas, Bélgica, Francia , Eslovenia y España, mientras que en otros cuatro , Alemania. Polonia, Suecia, y Reino Unido el sistema de cuotas electorales es voluntario.

Como el Parlamento Europeo señala en el estudio Electoral quota systems and their implementation in Europe , para que el sistema de cuotas electorales sea efectivo, se debe de complementar con especificaciones normativas sobre el orden  de las listas y con un sistema de sanciones si la igualdad no se respeta en la composición .

Evidentemente es un problema que las legislaciones no se hayan armonizado entre los diferentes países. Es cierto que es competencia exclusiva de los países el régimen electoral, y legislar  sobre aquello que afecta a los derechos fundamentales de la ciudadanía que reside en el estado. Pero no es menos cierto que la UE cuanta con una carta europea de Derechos fundamentales, aprobada por resolución del  Parlamento europeo y por tanto, que solo cuenta con poder de impulso y no regulador. No obstante la  los países pueden inspirarse en ella para la reforma de sus normas. Aunque sería deseable una carta de derechos y una constitución incluyente de los pueblos y la ciudadanía de la Ue, que prevea la igualdad como principio básico.

Por otro lado, la UE cuenta desde hace relativamente poco, con una serie de importantes directivas antidiscriminación que bien podrían resultar el soporte para obligar a los países a legislar sobre la paridad en las listas electorales. ¿ Podrían las directivas exigir reformas de leyes orgánicas? Me temo que no.

No se puede dejar al albur de la libre decisión de los estados algo tan sumamente importante y de tanta ayuda como está demostrando ser la representación  equilibrada de mujeres y hombres en los parlamentos, pero mucho menos en el Parlamento Europeo.

Si en algo o para algo debe de servirnos el marco supranacional, es para avanzar en la igualdad de derechos, encontrando en la Unión Europea un marco de referencia para la garantía de los mismos.

Por otro lado, es cierto que la igualdad de género en el ámbito de la toma de decisiones no sólo se consigue con medidas de cuota electoral. Como se afirma en el estudio del parlamento europeo y creo que es cada día más patente: Los partidos políticos deberían de estar obligados a garantizar la igualdad en al composición de sus órganos y aplicarse un Plan de Igualdad que monitorice su efectivo cumplimiento. La función democrática que se han otorgado les convierte en ejes de un sistema y como tales no deberían de poder evadir la aplicación de los principios que guían la democracia.

Reblog this post [with Zemanta]

Blog de WordPress.com.